La mayor parte de la ansiedad por tener sexo oral se origina en el hecho de que puede sentirse solo, remoto y desconectado.