Esto significa que crear una relación increíble está en ambas manos, quizás no en el destino aleatorio de “El Universo”.